El misterio del silencio

En la meditación el silencio es muy importante para escuchar a mi sabio divino interior y para escuchar con toda la atención, el presente con toda la frescura, tal como se manifiesta. Y también cómo podemos descubrir nuestra naturaleza divina, cultivando el silencio de la mente con una profunda atención y una clara percepción consciente.

La vida es como un río cuyas aguas se renuevan a cada momento en su fluir constante, determinado por la Ley Universal del movimiento. Se origina en su Fuente desde toda la eternidad, y hacia la eternidad fluye en un proceso de cambio perpetuo.

Nada ni nadie puede detenerlo, ni cambiar su curso natural, ya que su realidad lo determina.

Si esto es verdad surge la pregunta: ¿Qué relación podemos tener entonces con la vida? ¿La consideramos algo separado de nosotros como si estuviéramos tumbados a la orilla de un río como meros espectadores, viendo correr el agua? ¿O nos zambullimos en sus aguas y fluimos con él?

Cuando nos sentimos integrados con la vida, cuando somos uno con ella, contemplamos todos los sucesos tal como llegan, sin oponer resistencia. No queremos nada, salvo lo que es, en cada momento.

En la quietud que sigue de modo natural al silencio de la mente, en forma natural y espontánea, recibimos de la vida los impulsos intuitivos sobre lo que tenemos que hacer, para responder como corresponde lo que la vida nos pide en ese momento.

Así este encuentro con el presente vivo y activo nos va guiando a través de la vida, donde el ego con todo sus condicionadicionamientos está ausente.

Este sencillo y espontáneo encuentro directo, es el único modo de entrar en contacto directo con la Verdad. De esta manera las circunstancias, la movilidad y la originalidad de la vida nos va guiando con la verdadera sabiduría. En ese caso el ego desaparece para dar paso a un movimiento libre, en donde ya no hay deseos, ni aspiraciones de ninguna clase.

La persona sabia vive sólo el presente, feliz con todo lo que la vida crea y se manifiesta, sin aspirar a nada distinto de lo que tiene en cada momento. La vida te ofrece todo lo que necesitas para una vida plena.

Este misterio del silencio de la mente lo vamos a practicar en el taller de meditación, para descubrir el maravilloso mundo que nos espera en cada momento de nuestra vida. Pero como estamos distraidos por nuestra mente desconectada del presente y por tantos distractores del mundo de la materia, nos es difícil estar presente en nuestra vida.

Aprovecho para reiterar la invitación a los Talleres de Meditación que iniciaremos con un grupo el martes 2 de febrero y el miércoles 3 de febrero, para que puedas elegir a cual de los dos se te acomoda mejor.

Muchos saludos:       Luis Oggier

Something to Say?

Your email address will not be published.