Dada la importancia que puede tener la Meditación en nuestra vida, y reconociendo el interés que ha despertado en muchas personas que de alguna forma están relacionadas con nuestro trabajo psicológico espiritual, he abierto otro taller, que dado que el cupo es limitado por la razón que no es un curso sino un taller, se ha llenado rápidamente. Lamento mucho que varias personas que ya estaban apuntadas en lista de espera del taller pasado que ya ha terminado, no han podido inscribirse en este nuevo taller, porque había una lista larga. Quiero reconocer que he dado preferencia en la lista de espera a las personas que en este momento están llevando un proceso de terapia, ya que si se agrega la práctica de Meditación durante el proceso, el proceso se acelera, pero sobre todo el trabajo se hace más profundo y se aterriza más fácilmente en el día a día lo que se ha contactado en la terapia.

Quiero decirles a las personas que están en lista de espera y que no han podido inscribirse en este nuevo taller y otras personas que desean inscribirse para un próximo taller, que el nuevo taller se iniciará el 5 de septiembre. Las inscripciones estarán abiertas desde el inicio del mes de agosto. Este taller será el último de este año, pero sin duda el año próximo seguiré dando otros talleres de Meditación, porque desde mi punto de vista es una de las herramientas más importante para la transformación de tu vida, para que puedas construir una vida como Dios quiere para ti, y es lo que te mereces y te corresponde desde tu naturaleza de Hijo de Dios, ya que has sido creado por Dios para que vivas en paz, en amor, en la abundancia plena de la vida.

Quisiera compartirles ahora algunas reflexiones de las personas que participaron en las 10 sesiones del taller de Meditación que acabamos de terminar el miércoles pasado 20 de junio. Estos testimonios nos hablan de lo que ha significado la Meditación en el cambio de su vida:

“Me cambió completamente la forma de vivir, de lidiar con los problemas, de entender que somos la respuesta, si estamos conectados”.

“Después de 26 años, en esta semana en una de mis Meditaciones, entendí por fin el significado de la palabra “comunión”: estar en común unión con el Ser”. Cuando hablamos del Ser con mayúscula, nos referimos al Ser divino que realmente somos, que es la creación de Dios en nosotros. Y esa creación en nosotros es eterna y está presente tal como Dios la ha creado. Sólo tenemos que recordar y conectarnos con ese Ser poderoso e inteligente que está en nosotros. Y este es el aspecto más importante del trabajo de Meditación, regresar a lo que realmente somos y salirnos de la garras del ego, que es nuestra falsa personalidad que se ha olvidado quien es y ha fabricado una serie de apegos para compensar lo que cree que ha perdido al creer que se siente separado de su Ser y por consecuencia de Dios que es la Fuente de mi Ser. Por esto al estar atrapados por el ego, vivimos en la confusión sin entender muchas cosas de lo que vivimos y sufrimos.

“Significó una herramienta muy importante en mi vida, ya que estoy en un proceso de muchos cambios personales, en los que estoy tratando de contactar con mi Ser verdadero, y este taller de Meditación me ha enseñado un camino hacia ese Ser que quiero encontrar, y que quiero escuchar”

“La Meditación fue el complemento perfecto para el Curso de Milagros. Era lo que me hacía falta para estar más conectada, menos distraída. Significó el inicio de una disciplina que me ha llevado a sentir la paz que quiero tener en mi vida.”

“Este taller ha sido para mí un verdadero camino a seguir. Mi salud se mejoró notablemente, mis riñones, intestinos, várices, dolor de espalda, problemas de respiración. Todo mejoró en un 80%. Mi estrés es muchísimo menos.”

Son algunos de los testimonios de los que participaron en el Taller de meditación. El último testimonio sobre la mejoría en su salud, se repitió en varios participantes que reportaron mejorías en su salud, dolores de cabeza, de espalda. El sueño para varios mejoró notablemente.

Sólo el amor es real, nos dice el Curso de Milagros. La Meditación te lleva a un contacto diario amoroso contigo, y así dejarás de abandonarte, de rechazarte, no te enjuiciarás y tampoco permitirás cosas que no quieres, porque al estar atento contigo, cuidarás de ti con un profundo respeto. De lo contrario, buscarás que otros te cuiden y se hagan cargo de ti, cuando en realidad tú puedes hacerte cargo de tu vida, porque tienes el poder y la sabiduría de Dios en ti, para crear una vida como te mereces en plenitud. Y desde tu plenitud de vida podrás compartir desde la abundancia de tu corazón, y te saldrás de los enganches enfermos desde tus carencias que crean grandes necesidades, que tratas de llenar con relaciones de apego y con cosas.

Si te interesa participar en un próximo Taller de Meditación llama al tel.        36-47-54-51, para que Irma, mi secretaria, te apunte en la lista de espera. Si así es tu deseo, bienvenido a participar en el Taller.