Provee enseñanzas de cómo sanar nuestra mente de miedo, con el único remedio verdadero: el amor.

El curso está dividido en tres partes: el texto que expone los conceptos sobre los cueles se basa el sistema de pensamiento del curso. La segunda parte, el libro de ejercicios, 365 lecciones para practicar las enseñanzas que permiten que el estudiante viva en su día a día lo que está aprendiendo a través del texto. Por último el manual para maestros, donde aparecen las preguntas que pueden surgir en los estudiantes y la respuesta de Jesús.

Este curso fue dictado a Helen Shucman y aborda temas espirituales de carácter universal, aunque tiene un enfoque cristiano.

La meta del Curso es guiar al estudiante al cambio de mentalidad a fin de encontrarse con su propio Maestro interno, el espíritu santo, la voz que habla por Dios.

El Curso nos lleva al perdón. Jesús enseña que perdonar es pasar por alto nuestros errores de percepción. La percepción nos muestra un mundo amenazante, destructivo, pero en verdad lo que hacemos, es darnos cuenta que eso que vemos afuera, se encuentra en nosotros.

Este es un libro acerca de cómo curar nuestras mentes, porque es ahí donde está la fuente de nuestros sufrimientos físicos y psíquicos. El propósito del curso es que logremos un estado de paz interior un tranquilo gozo, sin importar lo que estemos haciendo, con quien o donde. Nos enseña una nueva y verdadera manera de ver al mundo. Este cambio de percepción es el milagro, de ahí el título del libro.

El curso enseña que todo en este mundo puede ser usado como un espejo de lo que creemos. Nuestros espejos más poderosos son nuestras relaciones: seres queridos, padres e hijos, terapeuta y paciente, empleado y empleador, amigos, etc. De la manera en que percibimos al otro podemos descubrir lo que necesita ser sanado en nuestra mente y así salir del estado mental de negación y proyección, en que nos encontramos a lo largo de nuestra vida.

Nos enseña que a través del verdadero perdón y de volvernos al interior por ayuda, podemos deshacer toda la culpa inconsciente que cargamos.

Esta culpa se origina por creencias falsas que tenemos en nuestra mente inconsciente, de haber deseado separarnos de Dios y creer que tuvimos éxito en ese intento (lo cual es totalmente ilusorio, pues Dios solo crea en perfecta unidad).

Culpabilidad es el término que usa el curso para describir el odio por nosotros mismos, sentimientos de inferioridad, falta de autoestima y todas las falsas creencias negativas que tenemos sobre nosotros. Cuando aprendamos a deshacer nuestra culpabilidad volverá a nuestra mente el recuerdo del Amor que nos tiene Dios (y que le tenemos) y desaparecerá nuestra identificación con todo lo falso e ilusorio: el cuerpo físico, el mundo material, el falso yo, dando lugar a la verdadera creación de Dios: el Ser Espiritual, el Cielo (nuestro verdadero estado mental de amor) que nos lleva a recordar nuestra verdadera identidad de Hijo de Dios.

El curso constituye una práctica y estudio para toda la vida y se requiere que se lea más de una vez para beneficiarse con sus enseñanzas profundas. Nos da un mensaje inspirado que somos creaciones de Dios, sin culpa ni pecado que hemos caído dormidos en el cielo.

 

En nuestro sueño colectivo, nos hemos olvidado de la belleza abstracta y eterna de nuestra naturaleza real y creemos que somos cuerpos en un mundo de formas.

 

El curso no trata de convencer que es el único sendero espiritual. Establece que no es sino uno de los “muchos caminos espirituales” y dice que también son necesarios otros maestros con diferentes simbolos aunque con la misma enseñanza espiritual y que al final todos conducen a la misma meta: el reencuentro con nuestro Ser Divino que es nuestra verdadera naturaleza